slide-01
slide-02
slide-03
slide-04
slide-05
slide-06
slide-07
slide-08
slide-09
slide-10
slide-11
slide-12
slide-13
slide-14
slide-15
slide-16
slide-17
slide-18

Traducciones

Intertext factura las traducciones conforme a la forma usual en Alemania, por lo general en base a una línea del texto traducido. Una línea contiene 50 a 55 caracteres con espacio. Traducciones a idiomas, en los cuales por sus particularidades no es posible determinar una línea del texto traducido (distintos idiomas asiáticos), se facturan según las líneas del texto original o según el tiempo requerido para la traducción.

Una facturación por palabra del texto original se ofrece como otra alternativa, preferentemente cuando se trata de localización y de la traducción de sitios web. Dado que hoy en día los textos originales están a disposición por lo general en forma electrónica, es posible determinar sin mayores complicaciones el número de palabras con la ayuda de un programa de contar automático; de este modo, el cliente puede planificar los gastos de traducción en forma precisa.

Otra posibilidad consiste en la facturación según páginas normalizadas, tal como es usual en las instituciones europeas. Una página normalizada contiene 1500 caracteres (sin espacios en blanco).
Traducciones que por su índole no pueden ser facturadas según líneas, se facturan según el tiempo requerido. Antes de comenzar con la traducción informamos al cliente el tiempo que previsiblemente se necesitará para ella.

La tarifa mínima asciende a 25 €.

Para calcular el precio es necesario tomar en cuenta varios factores (disciplina, grado de dificultad y volumen del texto, plazos de entrega, disponibilidad de traductores expertos en la materia, etc.), de modo que un presupuesto concreto puede ser entregado solo después de examinar un ejemplo representativo del texto.

La certificación de la conformidad de la traducción de un documento oficial por parte de un traductor jurado se factura adicionalmente.

Eventuales costos acreditados (legalización notarial, franqueo, envíos con mensajero, etc.) se refacturan como gastos.

Todos los precios se entienden netos. El impuesto sobre el valor añadido se factura adicionalmente.

¿Necesita un presupuesto?